2941 0 comentarios

25 años de Marató y Rock&Roll

 

La primera vez que estuve en Barcelona fue en 1992, hace justo 25 años, el año de los Juegos Olímpicos. Pero no fue éste el motivo de mi primera visita a la ciudad, sino la oportunidad de ver a Metallica en el Palau Sant Jordi. Acababan de publicar el Black Album que los había llevado a la cima del panorama musical y eran entonces “El Grupo”. Es curioso cómo olvidamos cosas que hemos hecho ayer pero recordamos esas experiencias de hace 25 años. Aquella visita a la ciudad nunca se me olvidará.

En un frío Noviembre de 1992 un grupo de amigos tomamos un coche y emprendimos un maratoniano viaje de ida y vuelta a Barcelona desde Madrid, donde vivía en aquellos años. Después del concierto, sin dormir, volvimos a Madrid. No recomendaría hacer esto a nadie hoy en día, como tampoco recomiendo correr maratones a nadie que no esté preparado, pero si la ilusión y la motivación te dicen que lo hagas, hazlo. Al final son recuerdos que permanecen contigo toda tu vida.

Después de aquella primera vez he vuelto varias veces a Barcelona, pero los recuerdos de la primera vez permanecen imborrables en algún lugar de mi cabeza, exactamente igual que las imágenes de mi primera maratón.

Vuelvo este año a Barcelona a correr su Maratón que celebra una edición especial por sus 25 años desde la Maratón Olímpica. Será mi segunda vez en esta carrera. Mi estado actual es extremadamente motivado y con ganas de rascar algo a mi marca anterior en la ciudad condal, sabiendo que cada vez es más difícil, pero confiado en que es posible. El destino ha querido que esta edición coincida también con los 25 años de mi primera visita a la ciudad, por lo que será para mí una edición tremendamente especial.

Con dieciocho maratones a mis espaldas, desde el punto de vista deportivo, la Maratón de Barcelona es sin duda de las mejores carreras que he corrido, calles anchas, alta participación y muy bien organizada. Allí hice una Mejor Marca Personal y allí lo voy a intentar nuevamente. Absolutamente recomendable. Puedes esperar años hasta que Metallica vuelva a la ciudad, y quizás no siempre sea igual, pero puedes correr la Maratón de Barcelona y experimentar la misma alegría de entrar en meta cada año.

Hace poco leí un artículo que demostraba que asistir a conciertos te hace más feliz, y estoy de acuerdo. Si lo piensas, la sensación de excitación y comunidad que se vive en un concierto es muy parecida a la que se vive en la salida de una maratón. Miles de personas con sensaciones y  expectativas similares. Correr maratones y la Maratón de Barcelona en particular, no sé si te va a hacer mejor persona, pero lo que sí estoy seguro es que te va a hacer más feliz.

Disfruta de este aniversario de la Maratón de Barcelona!

 

( 0 comments )

Deja un comentario