Silvia Muntané es una de las muchas atletas afectadas por la cancelación de la Zurich Marató Barcelona 2020. De las tres opciones que se dan a los corredores, ella ha elegido cambiar la inscripción a 2021 y hacer la eDreams Mitja Marató de Barcelona de forma gratuito.

“Me supo muy mal, pero dar la opción de hacer Mitja y Marató está muy bien. Es una buena salida. Y una buena manera de calentar motores y animar a la gente”, dice Silvia, quien, no obstante, admite que el 7 de noviembre le queda lejos y no tiene claro cómo enfocar la preparación y las ganas de entrenar. “Ahora es un poco que no sé qué hacer. Se pierde la motivación sabiendo que es a largo plazo”.

 

Debut maratoniano en Barcelona

Su primer maratón fue precisamente la Zurich Marató Barcelona 2019. “Quería demostrarme que era capaz de acabarla. Nunca me había planteado hacer 42 kilómetros y me parecía pretencioso”. Pero empezó a acumular kilometraje en sus entrenamientos y lo consiguió. La segunda -y de momento última- prueba de 42k fue la Zurich Maratón de Donostia. Firmó unos meritorios 3h47’ después de seguir los planes de entrenamiento por objetivos de la web de la Zurich Marató Barcelona.

Y después se inscribió en el maratón barcelonés que tendría que haberse disputado el pasado 15 de marzo. Lo había preparado concienzudamente. Estaba muy fuerte. Pero llegó el maldito Covid-19. “Me sorprendió la reacción de la gente cuando el maratón anunció su aplazamiento”, afirma Silvia al recordar algunas críticas que hubo en redes sociales.

 

Correr después del confinamiento

Silvia tenía una cinta de correr en casa, pero desgraciadamente se la vendió antes de la pandemia porque prefirió apuntarse al gimnasio. “En casa hice ejercicios, pero solo de fuerza: no corría ni hacía cardio”. Y las sensaciones cuando las autoridades permitieron salir a correr en determinadas franjas horarias no fueron del todo buenas. “Después de hacer 8 kilómetros no podía ni con mi alma”.

Tocaba volver a entrenar y pensar en el 25 de octubre, pero Silvia admite que le costaba encontrar la motivación porque “tal como iba todo, no tenía muchas esperanzas de que se pudiera hacer”. Y por este motivo, no hacía los ‘deberes’ todos los días que tocaba y se saltaba entrenamientos. Una vez cancelada y concretada la nueva fecha (7 de noviembre de 2021) toca volver a recuperar la motivación.

 

Pide más participación femenina

A Silvia le gustaría que más mujeres se animaran a dar el salto a maratón, tal como hizo ella el 2019. Considera que las cifras de la Zurich Marató Barcelona son bajas si las comparamos, por ejemplo, con la eDreams Mitja Marató de Barcelona. “Me sorprende mucho. Desconozco el motivo porque las mujeres somos más constantes que los hombres. No sé si hay una barrera mental de que no somos capaces. Yo nunca había hecho un maratón, pero cuando hice la media veía que podía. No sé por qué no dan el salto. Me sorprende. Lo he comentado con mucha gente”.

Y tiene claro que debería impulsarse esta participación femenina desde la organización, a pesar de que no tiene claro la manera de hacerlo. “Lo de las promociones es difícil. No quiero un trato de favor pero sí quizá convencer a las mujeres que son capaces de hacer un maratón. No sé si con una rebaja de precio, con una chica que lleve a otra o trabajar más los clubs de running en gimnasios”. En cualquier caso, Silvia querría correr rodeada de más mujeres el próximo 7 de noviembre de 2021 por las calles de Barcelona.