16 marzo 2025

24 de abril de 2023

Jonah Chesum: “La Zurich Marató Barcelona me ha hecho victorioso, también en la vida”

  • Chesum, atleta paralímpico, ganó inesperadamente la 38º edición, siendo la liebre de la élite, y le cambió la vida. El keniano, ganador de 2017, se compró una vaca con el premio a la que llamó Barcelona, que ahora ha tenido otro ternero, Gavi, junto a los otros dos que ya tuvo, Messi y Neymar

24.04.2023 – No parece muy sorprendente que un keniano gané una maratón. Sin embargo, Jonah Chesum hizo historia en la Zurich Marató Barcelona 2017 al ganar en marzo la 38º edición de esta carrera, siendo un atleta debutante en la distancia, el primer paralímpico (mermado por una minusvalía en la mano derecha, secuela de un incendio sufrido cuando era niño) en ganarla y cuya participación estaba destinada a hacer de liebre hasta el kilómetro 35. Pero, tras la retirada en el kilómetro 32 de cabeza de carrera y favorito, el etíope Jisa Mekonnen, finalizó en solitario con una marca de 02:08:59 horas. Ni el mismo se lo esperaba, a pesar de que en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fue sexto en los 800 metros y séptimo en el 1.500 en la categoría T46 (discapacitados físicos con afectación de alguna extremidad o falta de ella).

Tras ganar en Barcelona, Chesum volvió a su casa en Itén (Kenia) y en julio de ese mismo año compró una vaca a la que llamó ‘Barcelona’, tal y como prometió. Un antes y un después en la vida de Jonah, que, seis años después, sigue agradeciendo: “La Zurich Marató Barcelona me ha ayudado mucho, a mí y a toda mi familia. Antes de ganar este maratón, entrenaba con dificultades porque después de entrenar, me apuraba para conseguir leche para mis hijos. Por eso, mi prioridad era comprar una vaca. Después de comprar la vaca, ya estoy contento y tranquilo porque puedo conseguir leche de mi propia granja para nosotros y para generar ingresos… Así que la Zurich Marató Barcelona me ha hecho victorioso, también en la vida”.

“Recuerdo que, al aterrizar en Barcelona, no podía imaginarme que podría ganar la carrera. Mi objetivo era intentar terminar mi trabajo de liebre y tenía miedo porque era la primera vez que marcaba el ritmo en un maratón… Y también tenía miedo de ‘¿Cómo voy a correr con hombres sin discapacidad?’. Cuando empezó la carrera, me sentí muy fuerte y, gracias a Dios, cuando terminé de marcar el ritmo, me entró una energía extraordinaria que me hizo dejar atrás a mis compañeros y ganar la carrera… Me sentí feliz”, recuerda con cariño Chesum vía WhatsApp.

En 2018, el keniano volvió a Barcelona para participar en la eDreams Mitja Marató Barcelona y de nuevo en la Zurich Marató Barcelona, y en 2019 fue noveno tanto en la Maratón de Taiyuan en China (02:17:49h) como en la de Estocolmo en Suecia (02:18:38h). A partir de entonces, con la llegada de la pandemia, se tuvo que centrar en su granja para subsistir.

Ahora, con 34 años, sigue sin perder la esperanza: “Sigo corriendo y cuidando de la ‘Barce’ (La vaca Barcelona) y sus descendientes Messi, Neymar y ahora Gavi. Mi problema ahora es que no tengo representante, como tuve con Runfast. Ahora no tengo manager. Pero confío en que voy a conseguir otro como el que tuve. Desde la pandemia, la vida se puso difícil, hay menos carreras y cada vez más selectivas”, concluye Chesum.

Últimas noticias

Title Sponsor

Organizer

Official Partner

Official Timing Partner

Official Supplier

Charity Partner

Media Partner